TIPS DE EXITO

el exito llega

Anuncios

TODO ES POSIBLE

“Nothing is IMPOSSIBLE, the word  itself say I’MPOSSIBLE.” Audrey Hepburn

“Nada es Imposible la misma palabra lo dice Yo Soy Posible.”

Todo es posible en la medida que tú creas que es posible.Lo único imposible es aquello que no intentas.

Todo es IMPOSIBLE hasta que alguien lo hizo posible. Lo imposible solo tarda un poco más!!!

Y como no sabía que era imposible …lo hizo.  La fe cree lo increíble y recibe lo imposible.

Imposible es una Opinión…que puedes cambiar en cualquier momento. Todo es posible, si estuvo primero en tu mente puede que ahora sea parte de tu mundo.

Todo en la vida es posible… Cuando existen ganas de hacer algo!!! , los limites lo pones tu.

En los sueños todo es posible porque entonces se calla la voz de la conciencia que te dice que algo es Imposible.

EL PODER DE LA PALABRA: Herir Sentimientos

5335254819_f94f7ec157_o

HERIR SENTIMIENTOS

Piensa lo que dices, uno nunca sabes a quien puedes lastimar, hasta que es tarde. Solo basta que te hieran una sola vez para que cambies tu manera de ser el resto de tu vida.

A veces tienes que herir los sentimientos de los demás, solo para que se den cuenta de lo que se siente cuando te lo hacen a ti.

Hay personas que en nombre de la sinceridad, admiten que prefieren que hieran sus sentimientos con la verdad que a que le mientan.

Podemos ser muy listos, pero a veces no nos damos cuenta que estamos hiriendo los sentimientos de los demás.

No necesitas herir para decir algo, al enojarnos podemos herir con nuestras palabras a aquellas  personas que amamos, el coraje pasa pero la herida permanece.

Las palabras pueden acariciar o herir,  ser bálsamo o corrosivo, alentar o deprimir despertar los sentimientos más puros o los más bajos, impulsar al heroísmo o a la degradación.  Las palabras pueden unir o dividir, pueden construir o destruir. Todo esto podemos corroborarlo a diario si analizamos nuestros pensamientos y acciones.

El Miedo: Normal Vs. Anormal

miedo normal

El Miedo bien calibrado es una alarma que se dispara ante un peligro o amenaza y constituye un mecanismo de defensa que usamos como alerta para protegernos.  Una vez reconocida la amenaza, la sensación de miedo desaparece rápida y fácilmente.

El Miedo anormal se convierte Fobia, Angustia, o Miedo Patológico en el caso de que sea incontrolable y muy intenso, llegando a ataques de pánico. Este comportamiento afecta significativamente la calidad de vida porque quien lo padece al querer enfrentarlo se somete a un sufrimiento extremo.

Lo importante a recalcar es ¿cómo controlar el miedo? y poder utilizarlo como arma a nuestro favor. Existen algunas técnicas que podemos implementar al momento de sentir un miedo proveniente del exterior que no forma parte de nuestra realidad.

En primer lugar hay que observar desde afuera el propio miedo o ansiedad como si fueras otra persona y pensar si esa sensación es realista.  Veamos alrededor que está pasando verdaderamente y si la amenaza tiene correlación con mi realidad. ¿Hay efectivamente una amenaza o estás imaginando que en un futuro tendrás una situación de peligro? ¿Puedes tomar una acción directa para eliminar el peligro o solo puedes votar, aplaudir o criticar a un supuesto único responsable? ¿La amenaza es novedosa, jamás vista o es una amenaza que persiste a lo largo de muchos años en donde todo se torna en una discusión?

¿QUÉ HARÍAS SI NO TUVIERAS MIEDO?

El Miedo

El MIEDO solo sirve para perder todo.

El peligro es real, el MIEDO es una elección.

El MIEDO a perder, nos hace perder mucho más.

Cuidado con el MIEDO, le encanta robar Sueños.

Tu MIEDO termina cuando tu mente se da cuenta.

El MIEDO es lo único que pone límites en esta vida.

El fracaso más grande es nunca haberlo intentado.

El MIEDO no existe en otro lugar excepto en la mente.

La mejor forma de superar el MIEDO es enfrentarte a él.

El MIEDO es un sufrimiento que produce la espera de un mal.

El MIEDO te hace prisionero, la esperanza puede hacerte libre.

Solo una cosa vuelve un sueño imposible: El MIEDO a fracasar.

El MIEDO siempre esta dispuesto a ver las cosas peor de lo que son.

El problema no es librarse del MIEDO, sino aprovecharlo y dominarle.

El MIEDO llamo a la puerta, la confianza abrió y afuera no había nadie.

Aprendí que el coraje no es la ausencia de MIEDO, sino el triunfo sobre él.

El MIEDO es una muralla que separa lo que eres de lo que podrías alcanzar a ser.

Un ganador no es quien no tiene MIEDO. Si no, alguien a quien el MIEDO no le impide ganar.

El MIEDO es la causa principal de que muchos pensamientos no se conviertan en acciones.

Muéstrate a ti mismo tu más profundo MIEDO; después de eso, el miedo no tiene poder y eres libre.

Todo MIEDO es el MIEDO de perder algo, y por tanto, de sentirte reducido y de ser menos de lo que eres.

El limite de tus actos solo lo impiden tu MIEDO y tu propia imaginación, no dejes que el miedo te paralice.

El MIEDO es como el fuego, si lo controlas, te calentara y te mantendrá vivo, pero si te controla a ti, te quemara y destruirá…

El único arte que tenemos que dominar hoy en día es el de aprender a vencer el MIEDO: a ver las cosas como realmente son, sin miedo.

El hombre valiente no es aquel que no siente MIEDO, sino el que aun teniéndolo conquista ese MIEDO.   

El MIEDO es la única pared que no nos deja progresar o avanzar y nos devora sin pensarlo dos veces.

Nos envejece más la cobardía que el tiempo, los años solo arrugan la piel pero solo el MIEDO arruga el alma.

El MIEDO nos Impide quitarnos el velo que solo deja ver miseria y nos hace agredir a los demás en frustración.

Cuando te atreves a intentar todo aquello que sueñas es porque has perdido el MIEDO.

A QUE LE TEMES EN REALIDAD

A que le temes en Realidad

A QUE LE TEMES EN REALIDAD

El miedo es una emoción que se desarrolla ante la percepción real o imaginaria de un peligro, riesgo o amenaza real o imaginaria del pasado, presente o futuro.

En esta serie de artículos hoy hablaremos sobre los miedos reales o Imaginarios.

  • El miedo Real: cuando éste se corresponde con la dimensión de la amenaza.
  • Miedo Imaginario: que se da cuando la intensidad del ataque de miedo no guarda ninguna relación con el peligro.